Canal RSS

Archivo mensual: abril 2010

Chavezcandanga, Esteban llegó a Twitter

Publicado en

No hace mucho que escuchamos a Chávez hacer declaraciones contra las redes sociales “feisbuc” y “tuiter” por ser inventos creados en el imperio “mesmo” para desestabilizar gobiernos y azuzar el terrorismo mediático. Incluso, llegó a crear las “guerrillas comunicacionales” para contrarrestar los efectos perversos de los mensajes emitidos a través de esas redes.

Pero el comandante no resistió la tentación y cayó en las malignas redes haciendo uso del twitter como cualquier imperialista escuálido.

Desde que Esteban anunció la creación de su cuenta Twitter, no he podido evitar imaginármelo vuelto loco tratando de escribir ideas en 140 caracteres para la red social Twitter. Sin duda, resumir una idea en esa cantidad de letras, no será una tarea fácil para un personaje cuya verborrea es transmitida por hasta siete horas continuas y sin cortes comerciales en cadena nacional.

Este fue el primer tweet de @chavezcandanga el 28 de abril

Supongo que esta dificultad fue la que lo llevó a tomarse casi un mes para escribir su primer tweet, puesto que la cuenta fue abierta el 01 de abril y el primer mensaje fue publicado en su timeline el día 28.

O sea que debe haber pasado 28 días eliminando anécdotas de su infancia en Barinas, quitando los cuentos de cuando era cadete, administrador de cantina y beisbolero fracasado, borrando canciones completas y chistes malos, hasta lograr el objetivo de resumir una idea en 140 caracteres.

Al mismo tiempo, hago un ejercicio más de imaginación para verlo bloquear a todos los seguidores que le pidan por Twitter electricidad, empleo, seguridad, azúcar, aceite, harina, libertad para los presos políticos, buena atención en salud, en fin, haciendo a través de la red social las peticiones que normalmente le hacían por medio de carticas que llevaban a todos los sitios donde sabían que el presidente iba a presentarse y donde acudían con la esperanza de sortear las fuertes medidas de seguridad que normalmente lo rodean para meter el sobre con la petición en el bolsillo de la roja camisa o de la chaqueta verde militar.

Con Esteban en twitter, ya la gente no tendrá que ir a recibir maltratos de los círculos de seguridad del G2 cubano para tratar de hacerle llegar esa cartica con el rosario de sus carencias y necesidades a “Su Majestad”, con sólo abrir una cuenta en twitter, e incluso sin necesidad de ser seguidor del comandante, con solo remitir un reply a la cuenta @chavezcandanga, ya le podrá hacer el pedido directamente.

Segundo mensaje de Esteban en Twitter

Claro, quien se atreva a hacer lo anterior, tiene que estar claro que deberá someterse a los insultos que le propinará Esteban. Me imagino a un usuario que le diga:

@juanbimba: Comandante @chavezcandanga humildemente le pido cuatro latas de zinc para ponerle techo a mi rancho.

Y la respuesta del benemérito:

@chavezcandanga: bloqueado este escuálido! ¿A quién se le ocurre pedirme un techo cuando estamos construyendo la revolución?

O la pobre anciana Petronila:

@petraperez: @chavezcandanga la pensión del IVSS no me alcanza para las medicinas, necesito dinero para tratar mi enfermedad!

Y el comandante con el tic de su nariz exacerbado:

@chavezcandanga: ¿dinero @petraperez? Tu eres una apátrida mesma, ¿no sabes que ser rico es malo? Bloqueada de una!!

O al revolucionario comerciante y fiel seguidor del proceso:

@cheomendoza: Viva la revolución @chavezcandanga! Un funcionario del Seniat me tumba todos los meses 5 mil bolos para no cerrar mi bodega!

@chavezcandanga: Estás bloqueado ya mesmo, pitiyanqui de mier… En mi revolución no pasan esas cosas! Con ese apellido, revolucionario? Mii!

A este ritmo, no le veo mucho futuro a la cuenta de Esteban en Twitter. @chavezcandanga tendrá la misma duración que tuvieron los micrófonos abiertos para las llamadas telefónicas del pueblo en el “Aló, Presidente” o las giras a los barrios de Venezuela para interactuar con los pobres del país.

El comandante, a fuerza de bloquear seguidores “escuálidos”, “vende patria”, “pitiyanquis” “oligarcas” “traidores” “saltadores de talanquera” etc. etc,  se irá quedando sin followers y, seguramente, en pocos días va a querer enjaular bajo 4 candados al pajarito azul de twitter.

Tal vez, a Esteban le gustaría que Twitter modificase el pajarito de su logo y lo convirtiera en este.

Anuncios

¡YO QUIERO SER BUHONERO!

Publicado en

Buhonero en el Aeropuerto, "sólo en Venezuela"

Terminó la Semana Santa de 2010, una Semana Mayor que por obra y gracia de las soluciones brillantes que consigue el gobierno bolivariano y socialista de Venezuela pasó a formar parte de los records mundiales al convertirse en el feriado santo más largo de la historia del mundo. La excusa, el ahorro eléctrico para tratar de evitar un colapso en el sector.

Desde el lunes de esta semana que pasó, los comerciantes nos vimos obligados cerrar los negocios, bajo amenazas de altas multas y con la amable visita de Guardias Nacionales a muchos sitios para “invitar” a los propietarios a cumplir con la medida. Una medida que evidencia la falta de inversión y de previsión de un gobierno durante una década.

Pero el feriado no fue para todo. Esos mismos comerciantes que no pudieron

En Venezuela, cualquier producto se puede conseguir en la calle

ingresar ni medio a sus cajas registradoras durante toda la semana, tuvieron que hacer su declaración y pagar el Impuesto Sobre la Renta, debieron cancelar las nóminas de sus empleados. Como todos los meses, tuvieron que pagar el alquiler de los locales así como los recibos de electricidad y teléfonos.

En lo que va de año, los empresarios (pequeños, medianos y grandes) han tenido que enfrentar grandes pérdidas al verse obligados a abrir sus comercios después de las 11 de la mañana (sobre todo quienes tienen sus negocios en centros comerciales) y, además, tienen que cerrar durante, por lo menos, dos horas al día, lapso que dura el corte eléctrico diario. O sea, las horas productivas de los comercios se redujeron de un día para otro en mínimo cinco horas diarias.

Pero, los comerciantes, aunque hayan visto disminuidos sus ingresos por las medidas extrañas y obligatorias del gobierno para paliar la crisis del sector eléctrico, no han podido evadir sus responsabilidades fiscales. Así que, junto con el ISLR, todos los que tienen algún comercio en el país han tenido que declarar y pagar el 1 por ciento de sus ingresos brutos a la respectiva Alcaldía de la ciudad en donde se encuentra, han debido cancelar el equivalente a dos unidades tributarias por la renovación anual de su licencia de comercio, junto con tres unidades tributarias más correspondientes al impuesto que se debe pagar por el aviso del negocio.

Todo lo anterior sin siquiera aspirar a que esos pagos sean retribuidos en servicios publicos de calidad. A la vista están las calles llenas de huecos y basura y, sin ir muy lejos, el pésimo servicio eléctrico que nos ofrecen.

Pero aún hay más. Dentro de los gastos anuales de los comercios se debe incluir  los impuestos correspondientes a inmueble, aseo y gas, y la declaración mensual de lo retenido por concepto de IVA (equivalente al 12%). Sume todo esto, agréguele el pago de personal, utilidades, prestaciones sociales, seguro social y ya no sé cuantos pagos más que se deben asumir mensual y anualmente, réstele las pérdidas por las horas y días cerrados por el ahorro eléctrico y que alguien me diga cuánto tiempo puede aguantar un negocio en estas condiciones.

Con todos esos costos, que me diga el brillante ministro que propuso que el margen de ganancia de los negocios no debería exceder el 10 por ciento, si lo que busca el gobierno no es que todos los que tenemos un pequeño comercio del cual vivimos, nos lancemos a la quiebra y pasemos a engrosar el ya bastante abultado número de trabajadores informales o, como los conocemos normalmente, buhoneros.

Por eso es que no es de extrañar que cada día se sumen más personas al comercio ambulante. En la Venezuela del socialismo del siglo XXI se puede conseguir en cualquier esquina desde un bombillo hasta un cargador para teléfonos celulares, desde aguacates hasta pantaletas, desde libros de literatura o leyes hasta CDs “quemaítos”. Usted nombre el producto que seguramente en cualquier tarantín de avenida, en cualquier semáforo, o en cualquier mercadito improvisado en una plaza o bulevar lo podrá conseguir.

Quienes venden en las calles no pagan ningún tipo de impuestos, sus puntos de comercio no se pueden catalogar como productivos para la economía del país, no tiene costos operativos de alquiler, aseo, electricidad y, en la mayoría de los casos venden la mercanciá al mismo precio o más cara que los establecimientos formales. No  se ven obligados a cerrar durante los períodos de corte eléctrico, por el contrario, los embotellamientos producidos por la falta de corriente en los semáforos, los beneficia a la hora de vender.

Cuando mucho, lo buhoneros, de vez en cuando, tienen que pagar alguna matraca a la policía para que los deje trabajar en paz. Es más, es conocido por todos que hay mercados de buhoneros donde no se atreven a entrar ni policías ni recaudadores de impuestos. Son puntos de venta que están a sus anchas y no le rinden respeto a ninguna ley ni autoridad.

Por eso, después de estos días de obligado descanso, días que no fueron feriados para las facturas que se continuaron acumulando y los recibos de servicios que de todas formas tendremos que pagar. Después de reflexionar sobre las “ventajas” de tener un negocio propio. Después de revisar las cuentas bancarias para verificar qué compromisos podré cubrir con los pocos “cobres” que allí quedan y, sobre todo, después de poner la imaginación a funcionar a millón para idear las excusas que les daré a quienes no les podré cumplir con el compromiso de pago, sólo puedo gritar: ¡YO QUIERO SER BUHONERO!

A %d blogueros les gusta esto: