Canal RSS

8 del Zulia por la libertad y los Derechos Humanos de Venezuela

Publicado en

Jovenes en huelga de hambre desde el 14 de febrero en la plaza República de Maracaibo

En la Plaza República de la ciudad de Maracaibo, en el estado Zulia, para el momento en que escribo estas líneas, ya suman más 100 horas de ayuno las que llevan siete jóvenes (ocho con un nuevo integrante que se unió el 18 de febrero en la tarde) apostados en colchonetas día y noche, a la intemperie, guarecidos sólo por su afán de luchar por un país más justo y libre y con la ayuda que algunos incondicionales les prestan para que su batalla sea más llevadera.
Ni el enjambre de abejas que en la madrugada del lunes los mantuvo en vela, ni la presencia amenazante de algunos huelepega que pululan por los alrededores de la plaza en las noches (esos niños de la calle que testimonian uno de los tantos fracasos y promesas incumplidas del socialismo del Siglo XXI y del presidente Chávez), ni la indolencia de 2 muchachas que se sentaron a deleitarse con par de pizzas, justo al lado de donde se encuentran los jóvenes decididos a no probar bocado hasta que sus exigencias se vean satisfechas, ni la, afortunadamente, pequeña llovizna que cayó durante la segunda noche de ayuno, ni las altas temperaturas de Maracaibo que, a mediodía pueden fácilmente llegar a los 40 grados centígrados y que mitigan con algunos ventiladores, han logrado que estos muchachos desistan de su acción de protesta. Su determinación y convicción de que luchan por algo que consideran justo y necesario es absolutamente firme.
Allí están y allí continuarán hasta que sus demandas sean atendidas sin detenerse, aunque las infelices declaraciones del Canciller Chadderton pretendan minimizar su esfuerzo. Cuentan con su convicción y con

Desiree Barboza, Yenny Chacín y Jessica Iriarte, tres miembros del equipo de apoyo logístico a los huelguistas.

la ayuda y apoyo de algunas personas que, aunque no participan del ayuno, los acompañan día y noche, les suministran y administran los sueros orales que son el único sustento que reciben, les proporcionan los medicamentos, limpian el lugar y se encargan de recibir los donativos que la comunidad les lleva en solidaridad.
El grupo de voluntarios que dan apoyo logístico a la huelga está conformado por 10 jóvenes que comulgan enteramente con los objetivos que persiguen los huelguistas. Desiree Barboza y Jessica Iriarte, en cuyos rostros se ven las huellas del cansancio y la falta de sueño pero que en su corazón albergan un gran amor por el país y una profunda solidaridad con los 8 chicos que han decidido poner su vida como bandera para que Venezuela se convierta en el país de libertad y justicia en el que aspiran vivir, son dos dignas representantes de esos 10 voluntarios que permanecen en pie de lucha.
Desiree Barboza es una abogada de 24 años, Responsable Regional de Voluntad Popular y miembro de Generación Libre. Ella sostiene que “La huelga de hambre es una protesta pacífica y radical, pero necesaria”.
-En Venezuela, desde hace unos años se viene desarrollando una violación flagrante de los Derechos Humanos –acota Desiree- y este es uno de los principales motivos por los que los muchachos llevan ya más 100 horas en huelga de hambre.
Afirma la joven abogada que “no podemos permitir que siendo miembros de la OEA y habiendo firmado la Declaración Universal de Derechos Humanos, hoy por hoy, no hagamos nada para defenderlos. En Venezuela se necesita dignificar y humanizar el sistema penitenciario, esta es una de las peticiones que se le hace al Gobierno Nacional. Otra petición es la liberación de los presos políticos y la tercera petición, no menos importante, es que el gobierno permita la entrada de Insulza a Venezuela para que evalúe todos los casos de violación de DDHH que existen en el país”.

-Los jóvenes Venezolanos defendemos y defenderemos siempre nuestro país, queremos un país renovado, un país lleno de principios, de valores, un país donde todos los Derechos sean para todas las personas.
Jessica Iriarte es otra de las integrantes del grupo de apoyo logístico en la plaza República, es Ingeniero en Petróleo y responsable regional de redes ecológicas de Voluntad Popular.

-Hoy, los valientes estudiantes en huelga de hambre por la liberación de los presos políticos de Venezuela siguen convencidos de esta lucha y lo que significa para el país y la libertad. Nosotros, quienes los acompañamos, seguimos de pie y sin descanso con fuerza y fe –Dice Jessica-.
La joven ingeniero hace un llamado para que apoyen a los huelguistas colaborando con algunos requerimientos como agua, suero, protector gástrico. “Pero lo más importante que se solicita es que la ciudadanía los acompañe, -enfatiza- que esté acá con ellos, que los visiten y les den palabras de aliento. Estamos preocupados por el bienestar de los jóvenes que están arriesgando su salud por su convicción en la libertad y en los derechos humanos. Le pedimos a la comunidad internacional que no pierda de vista este caso, que no se deje engañar, los Derechos Humanos en Venezuela están siendo violentados y es por eso que exigimos que se revise esta situación”.

Muchos en Maracaibo desconocen la huelga de hambre

No permitamos que estos jóvenes se conviertan en otro Franklin Brito, es fundamental que no se sientan solos, apoyémoslos, visitémoslos y salgamos a defender esta lucha por la libertad que es de todos.
A pesar de que los muchachos se encuentran apostados en una zona bastante transitada de la ciudad, es asombroso y demoledor comprobar que son muchos los que aún no se han enterado que estos jóvenes están allí poniendo en riesgo sus vidas por una lucha que nos beneficia a todos y que debería comprometernos a todos. Así lo pude comprobar cuando, pasadas 70 horas de huelga en la plaza República, llegué a comprar dos bolsas de hielo para mantener frío el suero que ingieren los huelguistas y, aunque la licorería queda a escaza cuadra y media del lugar, ninguno de los que allí estaban tenía conocimiento de lo que está sucediendo desde las dos de la tarde del lunes 14 de febrero, en sus propias narices.
También es triste ver cómo quienes sí están en conocimiento de la batalla que desarrollan los jóvenes huelguistas y que dicen estar en contra de los abusos y atropellos del gobierno, no han sido capaces de ir, aunque sea por un rato durante el día, a llevarles una palabra de aliento a los chicos y unos minutos de solidaria compañía. Pero, bueno, así es el país, nos vivimos quejando pero parece que no somos capaces de hacer el más mínimo esfuerzo y mucho menos sacrificio para hacer que las cosas cambien.
Pero, este artículo no quiere ser un rosario de lamentaciones por las cosas que no son cómo deberían ser. Por el contrario, este es un homenaje a estos jóvenes que sí han tomado la iniciativa de pelear por lo que creen.
Alrededor de 70 jóvenes en 10 estados de Venezuela (Caracas, Zulia, Carabobo, Táchira, Falcón, Anzoátegui, Bolívar, Mérida, Delta Amacuro y Lara) se ha declarado en Huelga de Hambre como una forma

Uno de los 70 jóvenes que están en Huelga de hambre en Venezuela (Foto tomada de @Sandrasac en Twitter)

de protestar por las deficiencias que en materia de Derechos Humanos se vive en el país, por la dignificación de las cárceles cuyas condiciones de insalubridad, hacinamiento e inseguridad se profundizan cada día convirtiéndolas en depósitos de seres humanos sin ninguna garantía para quienes allí se encuentran recluidos y en donde ascienden a cientos las muertes anuales por violencia en los recintos penitenciarios. Además, la huelga de hambre de los muchachos busca presionar para que el gobierno permita la entrada al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que constaten el estatus de esos derechos en el país y para que se dé una amnistía general que libere a todos los presos políticos que mantiene el régimen del presidente Chávez privados de libertad con juicios que presentan claros visos de irregularidad, amén de lo interminables de los procesos.
Algunas personas, entre las que me cuento, consideran que con un régimen indolente cómo el que nos somete en estos momentos en Venezuela, la vía de la huelga de hambre para protestar puede constituir un acto suicida. Para la muestra tenemos el caso del agricultor Franklin Brito quien murió hace meses en un ayuno para protestar por lo que consideraba injusto y de quien hoy apenas se habla y el gobierno no ha demostrado la más mínima sensibilidad por su injusta muerte.
No obstante, son cerca de 70 los huelguistas en el país y parece que el número seguirá incrementándose y, sin duda, merecen respeto, solidaridad y apoyo de todos los que no estamos conformes con lo que sucede en Venezuela. ¿Qué la vía es equivocada porque al régimen no le importa la vida de estos ciudadanos que ponen su cuerpo en riesgo por sus ideales? Tal vez, pero lo que sí sería imperdonable es que los dejemos solos y que su lucha se vuelva una quimera. Y para que la batalla no se diluya es indispensable la presencia y apoyo de los medios de comunicación, de los partidos políticos democráticos y, principalmente, de la sociedad civil.

Los ocho del Zulia

En el grupo de ocho jóvenes del Zulia que decidieron no ingerir alimentos hasta que sus demandas sean satisfechas, se encuentra una muchacha de 20 años de edad. dirigente estudiantil del Movimiento EZU (Estudiantes Zulianos Unidos) y Estudiante del 9no trimestre de Derecho en URBE y 4to año de Odontología en LUZ.

Luisa María Araujo

Ella es Luisa María Araujo Angulo y explica qué la llevó a sumarse a grupo de huelguistas de la plaza República:
– Conocía la situación de los huelguistas de Caracas, estaba muy pendiente pues tengo amigos que están luchando por esta causa y me llenaba de impotencia ver que tenían tantos días en eso y el gobierno como si nada. Posteriormente me enteré que un grupo de 6 jóvenes en Maracaibo se unieron a la lucha instalándose en la Plaza República y declarándose en huelga de hambre. 24 horas después, me integré a la huelga. Claramente y como estudiante de Derecho conozco la realidad del sistema de Justicia o Jurisdiccional de nuestro país, aunque en las aulas de clases sólo nos enseñen el “deber ser”, vemos notoriamente como se violentan nuestras leyes, los Derechos Humanos, el debido proceso (en especial de personas que no comparten la misma visión del gobierno nacional) y en consecuencia, no existe un estado de derecho justo. Son estas las razones que me motivaron a hacer algo más que quejarme y activarme, tomando la decisión de unirme a esta huelga de hambre. Creo que la juventud debe sentirse llamada a unirse a esta gran lucha. No hagan la vista gorda a esta situación porque es nuestro país.

Angel Machado

Otro joven abogado que decidió no ingerir alimentos es Angel Machado de 24 años, graduado en La Universidad del Zulia. El es responsable regional de las redes populares del partido Voluntad Popular y miembro de Generación Libre.
Angel resume en tres puntos los objetivos de la protesta:

“Primero, la liberación e incorporación inmediata de los tres diputados electos que se encuentran privados de su libertad: Freddy Curupe, Biagio Pilieri y, muy especialmente, José Sánchez, “Mazuco”, que es víctima de la justicia roja que reina en Venezuela. A él le violentaron sus Derechos Humanos y el derecho a un debido proceso. Hoy esta cumpliendo una condena de 19 años gracias a un testigo encapuchado, un testigo que no fue capaz de darle la cara, no sólo a los familiares de “Mazuco” sino que además no fue capaz de darle la cara a los más de 91.182 ciudadanos que eligierion a “Mazuco” como Diputado el pasado 26 de septiembre.

– Nuestro segundo objetivo claro dentro de esta huelga de hambre –agrega Angel- es lograr la humanización y dignificación de las cárceles venezolanas. No es posible que nuestros reos hoy estén viviendo en las condiciones infrahumanas en las que se encuentran. En nuestras cárceles, día a día, se violentan los derechos humanos de cada uno de los reos.

Finaliza Angel diciendo que el tercer objetivo de la huelga de hambre es solicitar la presencia del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza dentro en Venezuela. Ya basta de pronunciamientos desde su sede en Washington, basta de promesas, basta de excusas, exigimos la presencia de Insulza, para que pueda comprobar la situación de Derechos Humanos y la situación irregular que está sucediendo con los diputados en el país.

Miguel Briceño

El Presidente del Centro de Estudiantes de Ciencias Políticas de la universidad del Zulia, Miguel Briceño, de 22 años es otro de los muchachos que desde el 14 de febrero se encuentra en huelga de hambre en la plaza República. El afirma que lo que lo llevó a sumarse a esta acción de protesta ha sido la defensa de los derechos humanos en Venezuela.
-Aquí vemos casos como los de los perseguidos y presos políticos que no se pueden seguir tolerando y también queremos con esta lucha lograr la humanización y dignificación de las cárceles venezolanas donde duermen en condiciones infrahumanas más de 11 reos en una misma celda, sufren de enfermedades, no hay un programa de reinserción a la sociedad. Es esa la lucha, por Venezuela, la democracia y la libertad en un país que es de todos y donde no debería haber distingo de colores ni de pensamiento. Lucho por un futuro mejor para nuestros hijos, nuestros nietos, el futuro de una Venezuela libre y de todos los Venezolanos.

Arlen Barrera

Arlen Barrera tiene 22 años y es estudiante de Derecho en la Universidad Rafael Urdaneta y afirma que quiere vivir en una Venezuela donde “todos los derechos sean para todas las personas”.

-Me uní a esta huelga de hambre por ver la constante violación de Derechos Humanos y de los derechos constitucionales que vivimos en Venezuela. Ya está bueno de tantos atropellos y persecuciones por parte del gobierno nacional a todos aquellos que disienten y deciden pensar diferente.
23 años tiene Daniel Espinoza y es Coordinador del Centro de Estudiantes de Odontología de La

Daniel Espinoza

Universidad del Zulia. Sostiene que es un “defensor de la democracia y de la libertad”.

-Pienso que mi país puede tener un mejor futuro y creo que se debe respetar la voluntad popular del pueblo marabino que decidió con el voto que José Sánchez “Mazuco” sea su representante en la Asamblea Nacional. De alguna forma, esta protesta es para que se respete la voluntad de mas de 91 mil personas que dieron su voto de confianza para que el Comisario Mazuco llegara al Parlamento.

Jhovanny Mejias, 19 años, es Estudiante de la Escuela ciencias Políticas de la Universidad del Zulia y

Jhovanny Mejías

miembro de Voluntad Popular y asegura que decidió sumarse a la huelga de hambre para “exigir que cese de una buena vez el irrespeto a nuestros Derechos Humanos por parte del ejecutivo nacional”.

-Ya estoy cansado de ver como somos insultados, atropellados por parte de este gobierno. Además, exigimos la humanización de todos los recintos penitenciarios y, por último, que se permita la entrada a José Miguel Insulza, para que constate, de una buena vez por todas, la arbitrariedad de este nefasto régimen totalitarista. Es hora de tomar acciones que lleguen más allá de una exigencia, que lleguen más allá de una petición. Es hora que la sociedad Venezolana tome conciencia y trabajemos en función de construir esa Venezuela en la que todos queremos vivir, esa Venezuela tricolor donde todos los derechos sean para todos por igual, sin importar raza, color o nivel social, esa Venezuela llena de paz y de armonía.

Roberto Vilchez

El amor a la Patria y a su pueblo fue lo que llevó a Roberto Vílchez, 25 años y estudiante de Derecho de La Universidad del Zulia, a sumarse al ayuno voluntario en la plaza República.

-Me impulsa el amor a mi gente, a los jóvenes. Nosotros actualmente no tenemos futuro, no es justo que estemos estudiando sin tener alguna posibilidad ejercer nuestra profesión una vez graduados. En Venezuela, cada día, se nos van cerrando las oportunidades. Además, la lucha es por los Derechos Humanos, por la muerte injusta de tantos, en especial de la dirigente de AD Evangelina Carrizo, crimen que quedó impune hasta la fecha. Quiero para mi familia, mis hermanos menores, mis amigos, un país de oportunidades, con democracia plena y en paz.
El último en unirse a la huelga de hambre en Maracaibo es Hendrix Pirela, estudiante de Ciencias Políticas en La Universidad del Zulia y con 23 años de edad.

Hendrix Pirela

-Lo que me llevo a unirme a la huelga fue la ilegitimidad de los Poderes Públicos, el abuso del Gobierno Nacional para aplicar las leyes en Venezuela. Nuestra lucha no es de ahora, los jóvenes venezolanos queremos construir un futuro en el cual viviremos y queremos que este sea de paz, armonía, tolerancia y, sobre todo, libertad. Queremos poder decir en cualquier parte del mundo que Venezuela es un país de todos y no de un solo grupo. Nosotros queremos la libertad de nuestros presos políticos, que acabe esa persecución absurda y el abuso del poder, queremos una aplicación de la ley ecuánime y no sectorizada. Acaso la única manera de acabar con la oposición venezolana es encarcelando a gente inocente pues acá tienen a 65 jóvenes dispuestos a dar nuestras vidas si es necesario por la libertad y la dignificacion de nuestra patria Venezuela. ¡A Venezuela le digo que resista que acá estamos sus hijos luchando por ella!

Anuncios

Acerca de Blog de Golcar

Comunicador Social, nacido en Mérida, Venezuela. Actualmente, vivo en Maracaibo y tengo una tienda de mascotas.

»

  1. Solo espero como Venezolano que nos entendamos para todos en conjunto construyamos nuestra Nación.

    Saludos.

    Responder
  2. Moreida de Delgado

    No estoy de acuerdo con este tipo de huelgas y aunque me parecen muy valientes estas personas que se atreven a a esto, no dejo de sentir miedo por ellas, ya que en este país al gobierno ( lo ha demostrado en muchas oportunidades), no le importa para nada la vida y menos la de los opositores, yo creo que deberian buscar otra forma de protesta porque, aunque los oigan y logren sus objetivos, los daños que sufre el organismo son para toda la vida. Que Dios lo cuide y los proteja.

    Responder
  3. Moreida de Delgado

    Me parecen muy valientes estas personas que se atreven a ponerse en huelga de hambre,

    Responder
  4. Grace Sanchez (querre1)

    A mí las huelgas de hambre nunca me han gustado especialmente cuando se hacen en dictaduras como la que hoy vive Venezuela. Sin embargo, tanto los estudiantes como los trabajadores que están en huelga de hambre no pueden ser olvidados por todos nosotros. Tenemos que insistir en su existencia por vías como twitter, facebook y medios de comunicación social nacional e internacionalmente para que no les ocurra lo que le pasó al agricultor Franklin Brito. Honestamente siento mucho temor por estos valientes muchachos porque el régimen de Chavez no es sólo indolente: es inepto. Les tomó 18 días para que finalmente se aparecieran en el lugar con un conato de diálogo, por supuesto, luego de que la noticia retumbara internacionalmente. Gracias amigo por tan detallado recuento y descripción (más las fotos) de todos estos valientes venezolanos que sí son dignos de llamarse hijos de Bolívar.

    Responder
  5. Bibiana Balestrini

    Es mi deber decir que no estoy de acuerdo con este tipo de protesta, porque ademas de luchar por la causa, es una lucha a muerte contra uno mismo y ademas porque cuando estamos en democracia no se justifica porque todo puede ser conversado y negociado, pero cuando estamos en dictadura (como es el caso) la indolencia impera y como Franklin Brito por muy justa que sea la causa el gobierno no le importa si se vive o se muere en cualquier circunstancia, expresado lo anterior, y con mis dudas acerca del exito de la protesta, en las diferentes huelgas de hambre que han habido, en Caracas y Merida, me he hecho presente, solidaria, he colaborado porque la valentía de enfrentarse a todo por los ideales es admirable, y con verguenza lo afirmo yo no seria capaz de una lucha tan extrema, Vivan los estudiantes, Viva la juventud de este país, que unavez mas esta dispuesta a dar su vida por la libertad, la democracia y la Venezuela positiva y desarrollada posible!

    Responder
  6. Ligia Istúriz

    Otro testimonio de la dolorosa lucha de jóvenes, en favor de los DDHH, esta vez, en el Zulia, a través de 8 jóvenes que ponen en riesgo sus vidas con una huelga de hambre -terrible instrumento de lucha sobre cuya pertinencia no nos parece oportuno hacer pronunciamientos en este espacio ni momento. – nos muestra Golcar Rojas con su sensibilidad y su escritura clara y bien estructurada.. Nuestras emociones son solidarias. Nuestra razón exige que el Gobierno, actúe ya para dar una solución humana, responsable, respetuosa, convincente, justa, a la situación crítica que representan estas huelgas que ya se extienden por todo el país. La OEA debe proceder, en los términos que corresponde a los tratados internacionales de los cuales somos signatarios. La ciudadanía tiene que estar al lado de esta juventud que es la parte más noble de su composición, con todo lo que el apoyo implique.

    Responder
  7. Pingback: Tweets that mention 8 del Zulia por la libertad y los Derechos Humanos de Venezuela « Golcar's Blog -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: