Canal RSS

Chávez ha sido el mejor Presidente de Colombia, “ever!”.

La imagen de Chávez entre sombras es de http://www.noticiascentro.com

Algún despistado o desinformado allende las fronteras de Venezuela podría sentirse confundido o desubicado por el título de este post. Otros, más lapidarios, dirán: “Qué ignorante es este tipo que escribe aquí y no sabe que Chávez es el Presidente de Venezuela, no de Colombia”.

Tengo, para mi pesar, muy claro que Hugo Chávez es el Presidente de Venezuela. No solo lo sé, lo he padecido en cada centímetro de mi piel desde hace 13 largos años. Pero, si me permiten, les contaré cómo llegué a la conclusión que describe el título de este texto.

El martes 22 de noviembre, a final de la tarde, me enteré por un amigo que me pasó la información y luego por las redes sociales lo confirmé, que el régimen en Venezuela había decidido ampliar la lista de productos cuyos precios están congelados, agregando entre otras cosas: jabón de baño, detergentes, hojillas de afeitar, papel higiénico, desodorantes y un largo etcétera de artículos de aseo personal.

Como la historia de lo que acontece en el país con todos los productos que el gobierno decide “regular” o “controlar” es harto conocida por todos los venezolanos, el 23 en la mañana, me presenté en el primer supermercado que encontré para apertrecharme de todos esos artículos que con toda seguridad no tardarían en desaparecer de los anaqueles y que, para conseguirlos, pronto tendremos que recurrir al mercado informal y pagárselos a los buhoneros por el triple de su valor, como sucede desde hace tiempo con el aceite de maíz, la leche, el café, la harina de maíz, entre otros que, en el mejor de los casos, hay que hacer largas colas para poder comprar cantidades muy limitadas de cada uno en los mercados formales.

Por los pasillos del super el comentario era unánime tanto de los clientes como de los trabajadores: “hay que comprar estas vainas porque van a desaparecer de los mercados”.

Decidido a ser de los últimos en Venezuela que tengan que salir podridos a la calle por falta de productos de limpieza personal, atapucé de jabones, enjuagues bucales, champús y desodorantes el carrito de la compra.

Ya en la caja para pagar, alguien dijo:

-Lo peor es que seguro todo lo que desaparezca aquí en Venezuela aparecerá en los mercados colombianos, como ha pasado con las otras cosas que Chávez ha “controlado”.

Traté de ubicar la clarividente voz, miré a mi alrededor para ver quién había hablado de manera tan clara pero no pude localizar al preclaro parlante. Al final me quedó la duda de si lo había dicho alguien o era mi voz interior la que me había hecho el anuncio.

Fue entonces cuando pensé:

“Los colombianos tienen que agradecer de rodillas a Hugo Chávez todo lo que ha hecho por ese país y deben pedir a todos los santos que el milagro de su curación sea cierto”.

Gracias a Chávez, la industria petrolera colombiana se llenó de los mejores profesionales en la materia a nivel mundial. Excelentes profesionales y técnicos expulsados de la petrolera venezolana fueron absorbidos por la industria del vecino país y gran cantidad de nuevos egresados en ciencias petroleras o relacionadas migran a ese país, buscando el futuro que Venezuela no les ofrece.

Gracias al Presidente venezolano, la televisión colombiana, que hasta no hace mucho tiempo se encontraba bastante retrasada con respecto a la venezolana, pasó a ser una de las más creativas, productivas y generadoras de riquezas de Latinoamérica cuando escritores, directores, productores, técnicos y actores de nuestro país, incluyendo parte de los que quedaron desempleados luego del cierre forzoso de RCTV, fueron a parar con sus huesos y extraordinario talento en la industria televisiva colombiana.

Gracias al afán de Chávez por acabar con el sistema productivo en nuestro país, muchas empresas e industrias cerraron sus puertas aquí y se instalaron en Colombia, generando empleo y riqueza para los colombianos y produciendo todo lo que anteriormente producían aquí y que ahora les tenemos que comprar a ellos pagando 5 bolívares “fuertes” por un “débil” peso.

Incluso, muchas empresas que no se han terminado de ir de Venezuela ya han instalado su “plan B” en Colombia y aunque mantienen actividad en nuestro país, han decidido no invertir ni un dólar más aquí. Todo el dinero que tienen para ampliar la producción o agrandar sus empresas lo destinan a Colombia que le ofrece mayor seguridad y más beneficios. Los empleos que se pierden aquí o que se podrían generar, están bajando los índices de desempleo de la hermana república.

Pero, el mayor éxito que ha logrado Chávez en Colombia es haber contribuido eficientemente a disminuir la inseguridad en el vecino país al ofrecerle a los grupos criminales, terroristas, narcotraficantes y guerrilleros un sitio seguro donde establecerse bajo la mirada complaciente y cómplice del régimen bolivariano que no solo no los combate sino que les permite desarrollar en suelo patrio sus actividades a plena luz del día.

El conflicto y la violencia colombianos han venido paulatina y constantemente instalándose en Venezuela durante estos 13 años de “revolución”. Aquí encuentran un fértil terreno abonado de abundante impunidad y alcahuetería donde establecerse y así hemos visto como la industria de los secuestros, el narcotráfico y el sicariato han florecido y son cada vez más comunes y cotidianos en nuestro país.

Las exportaciones colombianas aumentaron en los últimos años en la misma medida que disminuyeron las venezolanas y crecieron nuestras importaciones. El progreso, avance y aumento del nivel de bienestar de los colombianos ha sido directamente proporcional al retroceso y pérdida de calidad de vida que experimentamos los venezolanos. Si no lo cree, échese un paseíto por Cúcuta, haga turismo de supermercado en el vecino país, compruebe cómo sus anaqueles están repletos de todos los productos que escasean en los nuestros, sienta la tranquilidad de pasear seguro por las calles de la mayoría de las ciudades colombianas, algo que hace unos 25 años era impensable.

Todo esto me hace afirmar, sin temor a equivocarme, que ningún presidente colombiano de la época contemporánea ha hecho tanto en beneficio de colombia y los colombianos, como lo ha hecho Hugo Rafael Chávez Frías.

Anuncios

»

  1. Lala de Balestrini

    Aquí si me quedo muda, corroborando lo dicho por Golcar, excelente artículo, no digo mas nada.

    Responder
  2. Excelente tu reflexión Golcar , como ya es costumbre. Lastimosamente es la total y pura realidad, lastimosa no por los colombianos que bien merecido tiene todo el progreso y bienestar que han ido alcanzando es estos últimos años, sino por nosotros los venezolanos que después de ser el país mas prospero de América latina, ahora vayamos para atrás como el cangrejo.

    Responder
  3. Bibiana Balestrini de Osorio

    Con mucha tristeza por nosotros, debo corroborar lo aqui escrito como una gran verdad, los colombianos han sabido mejorar su calidad de vida en todos los aspectos, lo que han hecho en materia de seguridad es gigantesco, pero que el apátrida este colabore de manera tan frontal y en deterioro franco de nuestra seguridad yy calidad de vida es un acto malvado! Hoy en el aeropuerto una bella señora Bogotana me decia, mija tranquila, esta pesadilla va a terminar, solo me quedó decirle: que asì sea!!
    Mientras recuerda que amway trae champù, jabon, crema de afeitar, etc, digo, por si me quieres comprar, jajajajaja

    Responder
  4. Creo que fue Fausto Masó el que dijo aquello de que la gran obra de la revolución cubana es… Miami. Es la misma historia.

    Responder
  5. Excelente..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: