Canal RSS

48 horas de indignación y tristeza por Amuay

Publicado en

Debo confesar aquí que para reaccionar con ira ante las cosas importantes de la vida soy un poco lento. Así como para las nimiedades tiendo a armar un escándalo y a gritar de manera inmediata, como cuando me consigo el tubo de pasta dental apretado por la mitad; para lo realmente serio, tiendo a ser caviloso y tomarme mi tiempo para reflexionar sobre el tema.

Así me sucedió la mañana del 25 de agosto cuando me desperté y me encontré con la noticia de la explosión en el Centro Refinador de Paraguaná, CRP. De entrada, sentí como un dolor en el pecho, se me hacía difícil imaginar la magnitud de la tragedia. Comencé a leer informaciones, a ver fotos, a enterarme de la cantidad de muertes acaecidas y la furia se fue apoderando de mí.

Recordé informaciones leídas con anterioridad en las que se decía que la falta de mantenimiento de las instalaciones de la petrolera hacía que el lugar fuera un polvorín que en cualquier momento podría explotar y las que daban cuenta de que había habido una explosión o que habían tenido que realizar una parada forzosa por fallas producidas. Estos eran eventos, fallas que debían haber sido consideradas como síntomas de que algo estaba funcionando mal en el CRP y que se debía tomar medidas de prevención y seguridad de inmediato. Pero no se hizo y mi rabia e impotencia aumentaban.

El riesgo que se corría y se corre en las instalaciones petroleras del país es vox populi. Cuando me enteré de la tragedia, lo primero que recordé es que hace aproximadamente unos 8 meses conversaba conmigo un señor que trabajó en el CRP hasta hace unos 3 años y me comentaba que quienes allí trabajaban lo hacían sobre un barril de pólvora. Que las condiciones de seguridad de la industria eran paupérrimas y que cualquier día se desataría una catástrofe. Se despidió dando gracias a Dios de que él ya no trabajaba en ese sitio.

Así pasé el día. Obsesionado con la noticia y a medida que transcurrían las horas y pensaba en el tema, mi indignación y “arrechera” aumentaban. Hasta el punto que a eso de las 10 de la noche sentí la necesidad de sentarme frente a la computadora para escribir el post  “¿Qué no se meta la política en la tragedia de Amuay?”, para de alguna manera tratar de exorcizar los demonios que durante todo el día me habían perseguido y drenar a través de las letras la frustración, el dolor y las ganas de llorar que a lo largo del día también habían ido in crescendo.

Dormí incómodo, inquieto. Me desperté en varias oportunidades con la tragedia en la mente y pensando en lo triste que es saber que no habrá sanciones a los responsables, a los asesinos porque, entre más lo pienso, más me convenzo de que la falta de actuación en una catástrofe tan vastamente anunciada constituye un delito penal y la muerte por negligencia debería ser castigada con cárcel  como lo establece el artículo 131 de la LOPCYMAT.

Me levanté el 26 de agosto con una sensación de vacío en el alma. Al leer el comentario que dejó Yofrank Carrizo en el post, recordé un artículo sobre seguridad industrial que hacía unos 20 años había traducido del inglés para una publicación argentina, en el que se hablaba acerca de los niveles y grados de seguridad de construcciones y los comparaban con los márgenes de seguridad del cuerpo humano.

Pido disculpas a quien lee esto por los simplista de la siguiente explicación y porque muy probablemente no utilizaré los términos apropiados de acuerdo a la jerga especializada utilizada en seguridad industrial pero la memoria no me da para tanto. Lo esencial, indicaba que, por ejemplo, en el cuerpo humano, los riñones tenían un índice de seguridad de 2. Contamos con 2 riñones lo que significa que si falla uno, tenemos el otro para hacer su trabajo. En los mecanismos de los ascensores, por ejemplo, si mal no recuerdo, el margen de seguridad de las guayas es de 7. Es decir, que una guaya de ascensor soporta por seguridad hasta 7 veces más del peso indicado en sus especificaciones. O sea que habría que exceder en 7 veces el nivel de riesgo indicado para que se produzca una tragedia. Y, si mi  memoria no falla, en instalaciones de alto riesgo como las siderúrgicas, el margen de seguridad sobrepasaba los 8 puntos.

Al recordar esos datos, la furia resurgió porque ¿cómo es posible que en unas instalaciones con un margen de seguridad de más de 8, la desidia, el abandono y la falta de un gobierno que cumpla con lo que la ley le ordena en materia de seguridad y resguardo de la vida de los trabajadores de las empresas a su cargo, haya hecho que se sobrepasaran los ocho grados de seguridad y se produjeran más de 40 muertos?

No pude evitar pensar en la angustia que deben haber vivido las víctimas fatales en esos últimos momentos de vida, la zozobra en la que tanto los fallecidos como los heridos y el resto de los trabajadores del CRP deben llevar a cabo su trabajo pues, nadie mejor que ellos para saber el riesgo que allí corren, el terror constante en el que viven esas personas que sienten el temor de la violencia callejera al salir de sus casas y que ni siquiera en sus puestos de trabajo deben estar tranquilas porque saben que trabajan en un barril de pólvora. ¡Eso no es vida! Y para mayor tristeza me encuentro en twitter con esta publicación que, aunque no sé si es verdadera, forma parte de los fantasmas que desde que supe la noticia me atormentan y me aflojó los mocos: 

Carlos Carrasquero ‏@krlosmusica

El era RIGOBERTO COLINA, muerto en la tragedia, trabajador de Puramin, esta fue su ultima actualizacion de BBM! Haz RT pic.twitter.com/3h9urROK

Qué rabia cuando leo que algunos “lameculos” del régimen empiezan a lanzar hipótesis de sabotajes y complot en la tragedia. Una hipótesis que, de resultar cierta, deja mucho que desear de un gobierno que tiene años con las instalaciones petroleras militarizadas y resguardadas por Guardias Nacionales las 24 horas del día, los siete días la semana, los 365 días del año. Es decir, si fue un ataque “terrorista” y “saboteo”, aunque no hay evidencia ni siquiera de una bomba molotov, lo hicieron en las narices de los militares que, se supone, nos defenderán de una posible invasión del imperio. #VayaPalaMierda

Entonces, me consigo en las redes sociales algunos comentarios de gente afecta al oficialismo que para tratar de justificar lo injustificable, dicen que por qué exigimos que se identifiquen responsables y se apliquen sanciones en el caso de Amuay, si cuando la catástrofe de Tacoa, producida en la “IV” no hubo responsables ni sancionados.

En ese instante la furia y la ira se me convierten en tristeza al ver a lo que hemos llegado en este país. Siento que ese comentario es casi como decir: “Bien hecho que pasó lo de Amuay. Si la cuarta república tuvo los muertos de Tacoa, pues la V quinta tiene los de Amuay”.

Para mi escaso entendimiento, decir que no se deben sancionar a los responsables de hoy porque no se sancionaron a los de ayer, es la esencia de cómo nos han gobernado estos 14 años en Venezuela. Esa es la forma de reaccionar desde el odio y el resentimiento que los ciega y les anula el sentido crítico. En honor a una supuesta “memoria histórica”, los afectos al régimen hablan y pareciera que quieren decir que  los desmanes que se sucedieron en la cuarta como las violaciones a los Derechos Humanos, las persecuciones, la desidia, la ineptitud, la incapacidad y la corrupción tienen que ser superados por la V. Entonces siento como una especie de corrientazo que me hace entender la esencia de este régimen: repetir lo peor del pasado, aumentarlo y hacerlo aun peor. Todo desde el resentimiento y la venganza. No hay duda, lo están logrando. ¡Qué eficiencia!

¿Cómo no sentir una profunda impotencia y tristeza cuando vemos que estas personas se ciegan y no ven, por ejemplo, que mientras PDVSA le da a Pastor Maldonado miles y miles de dólares que terminan estrellados en una vía, los heridos de la explosión de Amuay son trasladados en tolvas de camionetas sin las mínimas condiciones de salud porque no hay ambulancias?

El incendio no se ha podido controlar porque no hay suficiente espuma para mitigar las llamas en un país tan rico y tan espléndido con Cuba, Ecuador, Argentina y Bolivia y tan mezquino con sus propios hijos.

40 horas después de la catástrofe el Presaliente, sin dar la más pequeña explicación de dónde estuvo todas esas horas, aparece en el sitio para con gráficos y testimonios de “expertos” pretender dar explicaciones que no llegan a convencer ni a idiotas y se ceba con una periodista de RCN tratando de ridiculizarla y de “enseñarle” a hacer periodismo porque le hizo las preguntas que todos los venezolanos nos hacemos y que al gorila bananero le molestan e incordian.

“La función debe continuar” dijo el presaliente en su perorata sobre la tragedia, una forma muy indigna de referirse a una catástrofe en la que murieron tantos venezolanos que estaban bajo su responsabilidad como máximo representante del Estado venezolano en cuyas manos se encuentran esas empresas petroleras.

Ya aquí mi indignación y mi tristeza han llegado a su máximo nivel en estas 48 horas. Unos lagrimones me corren por el rostro mientras pienso que, ahora no se trata de si gana el 7 de octubre en las elecciones, si siquiera saca un pequeño porcentaje significativo de votos más allá de los que le otorgarán quienes se vienen enriqueciendo de manera fraudulenta con su gobierno, este país entero se convertirá en cómplice de quienes con su tozudez, sordera, ineptitud, desidia, incompetencia y negligencia son responsables de todas esas muertes.

Anuncios

Acerca de Blog de Golcar

Comunicador Social, nacido en Mérida, Venezuela. Actualmente, vivo en Maracaibo y tengo una tienda de mascotas.

»

  1. jose Luis Gomez V .

    Esta lamentable tragedia que hoy enluta a numerosos hogares en Venezuela es el producto de una industria petrolera hundida en el abandono y la negligencia de un solo hombre Hugo Chavez: hombre ignorante,satrapa,que gracias a los recursos provenientes del petroleo ha convertido a Venezuela y a PDVSA en su feudo privado,haciendo y desaciendo a su santa voluntad y a su libre albedrio,delapidando nuestro mayor recurso,regalando nuestras riquezas,protejiendo delincuentes como Rafael Ramirez, Jorge Jordani,el pato Jaua y otros tanto ineptos que no existirian en estos cargos si aqui hubiera una verdadera separacion de poderes.El poder Judicial existe como una caricatura al servicio de el estado, son una verguenza para el pùeblo de Venezuela… pero a todo cerdo le llega su sabado y ese dia cada vez esta mas cerca,todos estos crimenes que han cometido tendran que pagarlos con creces…el tiempo no les alcanzara para saldar tan grande deuda con la sociedad venezolana…. facistas,insensibles,falsos,hipocritas y orates…

    Responder
  2. Zoleiva Rojas de Santos

    Me he sentido tan triste por esta tragedia y todas las que hemos estado viviendo en estos días que no soy capaz de generar criticas, solamente le pido a Dios , paz, fuerza y valor para que todos los venezolanos soportemos los avatares del hoy y mucha inteligencia para levantarn.os de esta caída tan aparatosa que estamos viviendo desde hace 13 anhos. votemos pensando en Venezuela y los venezolanos. Excelente tu post Golcar.

    Responder
  3. Que buenas opiniones…todas demuestran el dolor de Patria que bien cierto no todos lo sienten……pero para los que si nos duele es un dolor que viene del alma que da imppotencia, arrechera..indignacion que te hace llorar y que al mismo tiempo te lleva a tener FE a creer que hay un futuro mejor…y a pedir..y a suplicar si es preciso DIOS ayudanos a salir de este gobierno que no gobierna que es indolente…..inhumano…que no tiene moral que carece de TODO te imploramos un cambio una nueva oportunidad para creer para sembar para vivir en Paz dignamente.Nada pasa si Dios no quiere y ese hombre esta alli para que los Venezolanos aprendan a querer a su Patria a valorar a respetar a ser humildes si ya le leccion esta aprendida el va a salir.

    Responder
  4. Bibiana Balestrini de Osorio

    La verdad es que nunca he tenido suficiente estómago para escuchar al presidente saliente, pero hoy, despues de clamar que se hiciera presente y hablara, lo menos que pude hacer fue escuchar un poco la perorata que dijo, en ningún momento oí decir palabras como prevención, previsión, responsabilidad, standard de calidad, renuncia… Creo que estas palabras no existen en su argot… Para nada se refirió tampoco a las consecuencias del desastre ni las económicas, ni de salud, ni de producción, ni ambientales, es decir, solo fue aseguir su show como bien lo dijo, eso SI lo dijo, que el SHOW debe continuar, cómo es osible que ésta sea una imagen de hoy en Falcón http://t.co/aDWIF7g3 ???? Esta es su mejor cara de pesar??? La verdad, ya lo he dicho antes, en un paÎs donde el honor fuese parte de los valores meritocráticos para ostentar un puesto de esta responsabilidad ya Rafael Ramírez hubiese renunciado!! Y si fuera por ejemplo Japón se habria suicidado al ver su obra! Entonces no puedo entender que hayan profesionales que aún apoyen esta “gestión” de muertes a granel! Necesitamos gente preparada y con moral para sacar este bello y sufrido país adelante!

    Responder
  5. Lala de Balestrini

    Ya golcar lo dijo todo, demasiada impotencia ante este hecho tan pero tan doloroso, mejor lo dejo hasta aquí por respeto a los lectores de este post, Venezuela está de luto por culpa de los ineptos del gobierno

    Responder
  6. Según dicen los del Gobierno Venezolano lo que ocurrió, lamentablemente, en Amuay pareciera que es normal que ocurra. Alguien debe ser responsable de todo lo acontecido. Sacar partido del dolor de los venezolanos por tal tragedia es inaceptable. No tardan en dar condecoraciones a los ministros y otros. Son unos “Ases” para atender el caso, pero quién se encarga de la prevención y de tomar todas las medidas según las normas y estándares internacionales que ameritan instalaciones como una refinería…Es un Gobierno irresponsable, descarado y se aprovecha de la nobleza de los Venezolanos.
    “Nunca en Venezuela se había atendido un caso así, como lo ha atendido el Gobierno Bolivariano”, eso lo dice este Gobierno a pocas horas de haber ocurrido la tragedia…primero que es una gran mentira y luego que son incapaces de reconocer, que es primera vez en la historia de la industria petrolera, que ocurre un hecho de tal magnitud.
    Descarados….., no asumen que por su manera de pensar y actuar, no han sabido manejar nuestra empresa petrolera, que era una de las primeras a nivel mundial. La prevención, amigo, P-R-E-V-E-N-C-I-O-N, se hubiese podido evitar con una Gerencia de altura, pero es muy difícil que suceda en éste régimen
    Primero: La vida no tiene precio y las pérdidas son irreparables y dolorosas para las familias.
    Segundo: Las pérdidas materiales son cuantiosas, los responsables??? La primera cabeza se oculta en el vice-presidente, y el jefe sale cuando tiene que insultar (es su especialidad).
    Tercero: En tan sólo una semana, se han suscitado otras tragedias, la de la Cárcel y la de las lluvias. Son muertes también importantes y deben colarse en estos tres (3) días de duelo. Solidaridad para todos sus familiares.
    Este Gobierno es demasiado irresponsable, y son incapaces de renunciar por su incompetencia, descarados, inhumanos…solo les interesa su “proyecto” político.
    Cómo es capaz de declarar el vice-presidente que la refinería no ha sido afectada???
    Y el Gerente de la Refinería ya debería estar separado de su cargo.
    Para que seguir escribiendo, voy a concluir recomendando a todos los venezolanos. Tenemos la gran oportunidad y el derecho de decirles: señores del Gobierno y cabezas de los Organismos y Empresas del estado, gracias por sus servicios, a concluido su historia, ya se les brindó la oportunidad, pero definitivamente es suficiente, nos merecemos otra suerte.

    Responder
  7. Te entiendo!!! ayer mi indignación subió mi adrenalina y decidí hacer corazones rotos y gorras de luto usando la manera de expresión que mejor manejo, pero hoy… siento cansancio dolor luto! leo informes y repaso matemáticamente posibilidades y veo que ese incompetente todavía a estas alturas tiene chance, y más me paraliza la escandalosa exposición de una profesional que respeto, ella insiste en que no podemos echarle la culpa al gobierno por lo sucedido, que es como culparlos por los desastres naturales, me doy cuenta que la madurez que debimos haber alcanzado después de todo este proceso no ha sido… de pasó acabo de ver las declaraciones del presidente aseverando que lo de Cubiro no fue negligencia …. me siento como en shock, Dios mio hasta cuando!!! cuando nos dolerá esta patria? el autoestima de este país cada día parece más inexistente, solo queda buscar 1 chavista 1 solo y convencerlo el los 41 días que faltan que al menos el 7 no vaya a votar, es lo único que puedo hacer

    Responder
  8. beatriz salazar navarro

    Llegamos al llegadero, ¿qué esperan para pedirle la renuncia? En este país hasta los hombres se acabaron. Yo pido que un grupo de hombres serios y militares serios se le presenten y al igual que a Zelaya, lo saquen de esta vaina. ¿Qué más quieren para convencerse de que ese tipo es un loco de la mierda?

    Responder
  9. Un sentido y certero resumen de lo que nos ha tocado vivir en estas difíciles horas. Cuando creemos que ya lo hemos visto todo, siempre sucede algo que nos anuncia que podría ser peor. En medio de la vacuidad del discurso de chavez, por primera vez dijo algo cierto, quizás sin darse cuenta, “el SHOW debe continuar”, evidenciando lo que ha sido su gobierno, un pobre y lamentable espectáculo que lamentablemente deja muchas víctimas vivas y muertas.

    Responder
  10. Es lo mejor que se ha escrito sobre esta tragedia, gracias @jmaller

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: