Canal RSS

JJ y yo

Publicado en

La imagen es de  http://t.co/jNEvzAQ

Jean Jacques es un francés que tiene toda la vida viviendo en Maracaibo, donde quienes lo conocemos lo llamamos “Jota Jota” (JJ) por las iniciales de sus nombres, como es evidente.

Él, una vez al mes, a veces cada 15 días, aparece por mi tienda a comprar algunas cosas para sus animalitos porque le encantan los pájaros y los perros y tiene unos cuantos en su casa.

Siempre que va, nos instalamos a conversar. Largas y amenas charlas que generalmente comienzan relacionadas con animales y, como es habitual en nuestro país, sin darnos cuenta, derivan en política y sobre la situación de Venezuela.

JJ, como yo, es opositor a Chávez, aunque él tiende a ser bastante más radical en sus posturas, con sus erres guturales y arrastradas, asoma siempre algunas salidas que no puedo mencionar aquí sin que se diga que hay en mi post incitación a la rebelión o al magnicidio pero que son a veces incontrastables con su físico, incluso llegan a sonar medio cómicas, al escuchárselas a un hombre que debe estar cerca del 1.60 metros de estaturas, de voz suave y cabello que ya comienza a pintar canas como los pelos del candado que se deja crecer con esmerado cuidado en la cara.

La última vez que llegó a comprar el alpiste y el girasol para sus loros, pericos y agapornis, como de costumbre, terminamos hablando de la inseguridad, de la violencia cada vez más propagada por el país, de Chávez y su empeño en llevar a Venezuela por un despeñadero…

JJ -En Francia esto no se aguantaría –decía con su perfecto español matizado por las “erres” francesas-. Allá la gente no se anda con pendejadas. Yo soy del sur y si un gobierno francés se atreviera a hacer algo contra los cultivadores de uvas, ellos agarrarían sus tractores y se irían a París en caravana a protestar. Incendiarían parís. Aquí no, los venezolanos se han dejado quitar todos sin chistar, son medio bolsas.

Cuando dijo eso recordé que un tiempo atrás él se vio obligado a andar armado para ir a llevar y buscar a su esposa al trabajo pues ella es trabajadora del sistema de justicia y unos delincuentes la tenían amenazada de muerte.

Yo -No entiendo cómo es que ustedes siguen viviendo en este país. Después de todo lo que han pasado, teniendo nacionalidad europea y suficientes recursos para establecerse en Francia, cómo es que continúan aquí, viviendo en este miedo, en este país que se ha vuelto invivible para la mayoría.

JJ -No. Yo no me voy de aquí. En Francia la vida no es fácil. Allá es todo complicado y en cualquier momento se desata la violencia que puede desencadenar una guerra. Si eso pasa yo no quiero estar por allá.

Yo -¿Pero no es lo mismo que vivir aquí y que en cualquier momento te maten para quitarte un reloj?

JJ –No. Allá todo es regido por normas y leyes. Por ejemplo, si tu montas una tienda de estas y no te va bien, y quieres vender aquí zapatos, la ley no te lo permitiría.

Yo –¡Pero aquí tampoco! Si el registro de comercio no dice que puedes vender zapatos, no puedes hacerlo según la Ley-

JJ –Pero lo haces y no pasa nada. Allá te multan y te cierran…

Yo –Precisamente, porque se cumple la ley no como aquí que todo el mundo hace lo que le da la gana, nadie cumple las leyes, hay impunidad en todos los niveles. Eso es lo que ha llevado el país a la situación actual.

JJ -Aquí tengo una calidad de vida que no puedo tener allá porque ese es un país en crisis económica y no creo que la unión europea se mantenga por mucho tiempo. Eso va a terminar en cualquier momento.

Yo -Pero ¿de qué calidad de vida me hablas si aquí no puedes ni siquiera salir a comer tranquilo a la calle por el miedo a la inseguridad? Yo preferiría vivir en un país donde puediese salir tranquilo a la calle a tomarme un café.

JJ -Allá no podrás tomarte el café porque es muy caro. Aquí uno puede hacer dinero, allá no.

Yo -Bueno, trabajando legalmente aquí nadie se hace rico. Puede vivir más o menos bien pero para tener riqueza hay que ser corrupto. O, por lo menos, no muy legal ni con muchos escrúpulos.

JJ -Allá no podrías hacer el dinero que haces aquí. Uno no puede ni siquiera trabajar cuando a uno le dé la gana porque la ley dice cuántas horas se trabajan y cuántos días a la semana. Tu aquí tienes alguien que te limpia y te trabaja, allá tendrías que hacerlo todo tu. Tendrías que trabajar muchísimo. Y todo el sistema allá está controlado por leyes y normas.

Yo -Bueno, pero si justamente yo lo que quiero es vivir en un país donde se cumplan las leyes. Donde no haya tanta impunidad. Un país donde tirar una lata a la calle, o pasarse una luz roja tenga consecuencias. Porque la impunidad reinante desde lo más simple y cotidiano es lo que ha destruido este país. No creo que allá tenga que trabajar más que aquí que trabajo los siete días de la semana todo el año hasta las 7 de la noche y ¿de qué me sirve hacer dinero aquí si no puedo disfrutarlo por el miedo a la delincuencia? Si uno tiene mucho, incluso corre el riesgo del secuestro. Estoy cansado de pensar todos los días si al próximo que le abra la puerta de la tienda será el que me va a atracar. Aquí puedes tener dinero para comprar joyas pero no las puedes usar. Hay gente que ha llegado a hacer discotecas dentro de sus casas para que sus hijos no salgan y no se arriesguen a secuestros o robos. Eso no es vida.

JJ -Allá no usarás joyas porque no tendrás para comprarlas. Yo ya me acostumbré a no usar nada. Salgo sin reloj ni cadenas, ni nada.

Yo -No entiendo eso. Preferiría no tener para comprar joyas pero poder salir tranquilo a la calle. Vivir sin miedo. Aquí, hace poco, dentro de una tienda en un Mall atracaron con un revólver a una mujer y la dejaron sin cartera, joyas y teléfono. Eso no es calidad de vida. Entonces lo que les queda, a quienes pueden, es, de vez en cuando, viajar fuera del país para poder disfrutar un poco la vida con tranquilidad.

JJ -Es que no hay calidad de vida. Eso es lo que hacemos mi mujer y yo. Cuando ya todo se nos hace muy pesado, nos vamos un tiempo de viaje para poder sobrellevar el stress y lo mal que uno vive aquí. Pero tu me vas a disculpar, los venezolanos son unos brutos. ¿Cómo es posible que todo esté en el suelo y que la gente siga votando por Chávez?

Yo -No somos brutos. El problema es que del lado de la oposición tampoco les ofrecen nada diferente. Los que no están contentos con el gobierno tampoco ven una opción distinta de parte de la oposición. Hoy me dijo una tipa chavista que distribuye granos, cansada de lo que pasa: “Yo estoy “acogotada” por lo que está pasando y mis jefes que eran chavistas también, pero me calé completico el fulano debate y de allí no sale nada. No hay propuestas que me digan que esto va a cambiar. Entonces, para poner a un loco nuevo, mejor me quedo con este loco”.

JJ -Bueno, eso también es verdad. La oposición está como embobada y no hacen nada. Como los que mandan aquí en el Zulia, que no han servido para nada. Años en el gobierno y la ciudad y el estado en ruinas. Aquí habría que elegir el alcalde de un lado y el gobernador del otro para ver si así funcionan. Pero de todos modos, hay que ser bestias y brutos para que Chávez siga ganando.

Yo -No son brutos. Se van por lo seguro. Si la oposición no le ofrece una opción realmente diferente, sino más Copei y más AD, prefieren seguir con lo que tienen. Si yo tengo una vaca flaca a la que conozco y me da un litro de leche diario y vienen y, para cambiar, me ofrecen una vaca flaca, que no conozco y que me dará el mismo litro de leche, pues me quedo con la vaca que conozco y sé que me da mi litro diario.

Al final, JJ tomó sus paquetes, se despidió y salió seguro de que de este país no se va porque él -como el papá de una amiga con pasaporte de la Comunidad Europea a quien hace poco amordazaron en su casa y lo golpearon para robarlo, pero no se va- dice que esto es un paraíso que lo único malo que tiene es la dirigencia política que no ha servido y la brutalidad de quienes votan por Chávez. Yo me quedo convencido que tarde o temprano, de una manera u otra terminaré yéndome de Venezuela y, por lo tanto, tengo que pensar en mi “plan B”.

Anuncios

»

  1. Pingback: JJ y yo | infoCIUDADANO

  2. Hay que dar el salto de la mano de esta oferta de cambio con plena conciencia. Creer y apostar a los posibles cambios que la oposición pueda aportar. Pongamos en la balanza que estamos en un escenario complejo. Es un país cuyo proceso de formación de líderes supone la carencia de cultura política y de formación de competencias para tales fines, en donde estos se forjan a pulso aderezando sus convicciones y su discurso con los temas que son un cáncer en el país Es saludable abrir caminos y crear destino con estas propuestas de la oposición, reconociendo y exigiéndoles a los candidatos que construyan estrategias y una visión que no solamente pueda capitalizar los enormes huecos que ha dejado este gobierno, sino sembrar esperanza.
    La esperanza es una fuerza arrolladora que puede darnos muchísima leche y hacer fértil a esa vaquita de litro. Dar el salto y salir de nuestra zona de confort. Lo demás es barbarie.

    Responder
  3. Manuel Rugeles A.

    Pues así como dice er tío ese, francés, lo piensan muchos más. De otros países, y de éste también, sobre todo cuando les ha dado por lo que imagina fácil Golkar : irse del país. Cuando me asoman esa posibilidad, siempre les digo : pero váyanse, vivan siquiera unos tres meses en otro país, para que se dejen de tanta mariquera y tanta caspa pequeño burguesa y comiencen a querer a su país. Uno de los mejores del mundo. Si piensan tanto en la inseguridad “de Venezuela”, vayan a conseguirla a montones a donde vayan, porque donde sea es mucho mayor que aquí. Lo que pasa es que en Venezuela, como los medios están en manos de la ultra derecha, que se convirtió en “viuda” del poder, y esos medios en “partidos políticos”, desde que Chávez la desalojó de Miraflores, no hacen sino magnificar ese fenómeno, que ha aumentado en todo el mundo, pero en Venezuela -comparativamente- es bajísima. Acabo de recordar al actual presidente de El Salvador, un periodista medio pendejo y bastante vende-patria, que llegó a la presidencia en los “hombros” del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y ahora se ha olvidado un poco de “lo que lo llevó” a ese primer cargo, en El Salvador. Pues bien, ese señor, de apellido Funes, tenía un hijo adolescente, y por tratar de protegerlo de la inmensa inseguridad que (de verdad) se vive en ese país, donde él es Presidente, lo envió a París a estudiar. Y saben lo que ocurrió ? Pues que en una riña callejera, en París, lo acuchillaron y lo mataron. Allá mismo, en esa hermosa y grandiosa “ciudad luz”. Y acaso ustedes no han visto la inseguridad y la violencia desatada en París, cuando se arrechan los inmigrantes y los pobres ? Nunca vieron (?) o ya olvidaron aquellas escenas -jamás vistas en Venezuela, ni en países como el nuestro- de quemas de hasta 900 vehículos en una sola noche ? y salir al otro día y quemar otros 600 carros? Y más y más ? Por eso les digo: vayan y vivan la realidad de otros países y otras sociedades. ¡Dígame los venezolanos!, más irrespetuosos que’l carajo, más ruidosos que el coño, más bebedores de caña…no me jodan. Vayan a vivir a Francia o a Alemania o a Inglaterra, nojodaaaa! y peguen un grito en el apartamento donde vivan, o jodan al vecindario con los equipos de sonido de sus automóviles, o vayan a beber caña en la calle en España o en Estados Unidos. O pretendan continuar jodiendo en una discoteca después de las 2 de la mañana, o seguir el bochinche en otro lado…y de paso matar o matarse en choques absurdos, como lo hacen aquí a cada momento… ¡Vayan! Vivan en comunidades o en edificios donde está prohibido bajar la llave de la poceta después de las 10 de la noche, por el ruido que hacen los baños…¡Vayan! güevones, habladores de pendejadas. Vayan para que regresen como ha regresado la mayoría: dándole besos a esta vaina, con todo y lo malo que les parezca…Lo que pasa es que hablar paja es de lo más fácil. Y hacer trabajos de los que no hacen los nacionales de por allá, pues pueden hacerlos porque “no los van a ver”. Y entonces el “qué dirán” se lo meten por donde no les llega la luz del sol. Porque lo que es aquí en Venezuela, no los harían ni los harán. Aquí hablan paja sobre la corrupción, por ejemplo, pero no andan sino imaginando cuál trácala hacer. Y si no pregunten cuántos han sobornado a algún corrupto (y socio, por supuesto) en el Seguro Social Obligatorio y han conseguido inmerecidas pensiones…(?) Pregunten. Pregunten también cuántos han hecho trácalas con las bondades que ofrece CADIVI… y jodieron a toda la gente de bien, que quiso utilizar “normalmente” esos servicios, pero ya no pudieron porque los “tramposos” (y usualmente enemigos del gobierno) hicieron lo que les vino en gana y entonces el gobierno tuvo que ponerle freno a las facilidades que nos darían a todos, pero unos pocos echaron a perder… Pregunten en los condominios de clase media, donde critican el nepotismo del presidente o del gobernador, o de cualquier alcalde o funcionario, para que se enteren de cuántas trácalas hacen quienes se apoderan de las Juntas Administradoras del Condominio, para hacer contratos tramposos, generalmente con sobreprecios (de pintura, de mantenimiento de ascensores, de colocación de cámaras de vigilancia, y dele…) “para que me quede algo a mí”, o para darle la mano a un hermano pela-bola que no tiene trabajo, pero que puede “hacer” la impermeabilización del edificio y lo que hace es subcontratarla (con alguien que puede que sepa de esa vaina.. o no, que al fin, eso qué importa) para meterse unos reales sin mucho esfuerzo…ET-CÉ-TE-RA, ET-CÉ-TE-RA, ET-CÉ-TE-RA. Cuenticos a mí, vamos hombre ! Les recomiendo que lean, que se instruyan, que utilicen Internet para apropiarse de información sobre el país, en portales electrónicos que hablan de los índices de desempleo, de abatimiento de la pobreza, de las metas del milenio, y otros, los que -por cierto- no concuerdan con los que “dice” Globovisión o El Nacional. Métanse en los “sites” de la ONU, la UNESCO, La FAO, el PNUD, La OMS, la OPS, etc, y otros más. Y así podrán medio-entender lo que no entiende el francés, cuando dice que debemos ser muy brutos cuando seguimos votando por Chávez. Y coño, LEAN, LEAN, otras vainas. Yo no he conocido un país más violento e inseguro que los EEUU. Los Angeles, al suroeste o Miami al sureste, son de las ciudades más peligrosas del mundo. Ah! pero la oposición gringa no anda contándole al mundo esa vaina. Porque, por ejemplo, Miami, es uno de los destinos turísticos más demandados del planeta. Y van a ponerse los gringos a decir que esa es la tercera ciudad más peligrosa de los EEUU ? Ni de vaina. Eso lo hacen solamente los pendejos venezolanos, y después se quejan de que no fluya el turismo a nuestro bello país. Mucha gente -todavía- en Europa, no visita a Venezuela porque cree que en esta vaina lo que hay es una dictadura militar, donde la vida de todo el mundo corre peligro, y no te puedes quejar porque vas preso, porque además no existe la libertad de expresión, y hay una guerra civil. Y así una sarta de pendejadas y mentiras, que solamente les convienen a países vecinos como Colombia, que ese sí, es uno de los países más violentos y peligrosos del mundo. Ah! pero “atrae” más turismo que el nuestro. Aunque el riesgo no es que en la matazón que tienen allá, de “todos contra todos” (Farc, ELN, Ejército, paramilitares, narcos y hampones de toda laya), caigas abaleado…Noooo, pana. “El riesgo es que te quieras quedar…” como reza la costosa publicidad que paga el gobierno colombiano en CNN, no sólo para que los pendejos caigan de visita por allá a exponer su vida, sino que -de paso-, desde CNN en español (gracias al montón de dólares que les pasan) oculten la verdad verdadera de Colombia, todo el tiempo, nojoda. Pero vayan para allá, también. Vayan pa´que vean!
    Bueno ya lo voy a dejar hasta aquí, porque sé que muchas de estas “reflexiones” harán poca mella en los más necios. Pero, concluyo, repitiéndoles, cuerda de ignorantes, VAYAN, salgan del país y limpien alfombras o pelen papas en los EEUU, o hagan de “mujeres de servicio” en España, busquen un trabajo y encuéntrenlo tan fácilmente como les permitimos a los extranjeros trabajar aquí. VAYAN!…
    Este comentario lo ha provocado más quienes dejan entrever que quieren irse, que el cuento del francés amigo de Golkar. Ese sí que dijo un montón de verdades en un momentico (relatadas por el dueño del blog). Esa gente por allá, en Francia o en los Estados Unidos o en España, sí que son pobres al lado de nosotros. Nosotros somos derrochadores (por maleducados y porque nos sobra) desde chiquitos. Ellos no pueden serlo y ni siquiera intentarlo. Porque no tienen. Y eso que JJ olvidó contar que por cada animalito de los que tiene, debería pagar impuesto, en su desdeñado país…Ah! y tal vez no podría vivir en un edificio de apartamentos…porque no se lo permitirían. ¡Vive la France!

    Saludos y abrazos para todos, por la Navidad que se avecina y por todo lo demás. Más apretados los abrazos para aquellos que se arrecharon por lo que he escrito. Yo los perdono, porque la verdad es que LA VERDAD duele que jode… verse en el espejo, desenmascara a más de uno … ja ja ja ja !

    familia,

    manuel rugeles a.

    Responder
    • Lala de Balestrini

      Pues la verdad no digo que Manuel esté completamente errado en sus apreciaciones porque si, hay mucho de verdad en ello , pero creo que no hacen falta los insultos para que uno se dé a entender, claro como buen chavista pues los tiene que utilizar para que la gente le tenga miedo y se quede callada, pero le pregunto ¿ y si este país es tan seguro como el lo quiere dejar ver porque a los presi-jalabolas que vinieron a la ¿ cumbre? o ¿barranco? los protegieron hasta los dientes, militarizaron Caracas, suspendieron hastas las clases por miedo a que les pasara algo? y sin embargo asaltaron y secuestraron en Valencia (claro Valencia no estaba militarizada) camino al aeropuerto al grupo de musicos brasileños que venía a tocar en la cumbre claro eso no lo mencionan los que viven en el mar de la felicidad viendo VTV y oyendo a Mario Silva porque a ese si vale la pena oirlo. Bueno y también lo dejo hasta aquí porque también del otro lado hay muchíiiiiisimos necios que no ven como el País se nos está cayendo a pedazos porque ellos viven en el limbo, igual también una feliz navidad a todos

      Responder
  4. Lala de Balestrini

    Yo pregunto ¿ en realidad que es lo que quiere la gente que le ofrezcan? porque de verdad yo no logro entender absolutamente nada, no pueden los pre-candidatos estar ofreciendo villas y castillos que saben muy bien que no lo van a poder cumplir, por lo pronto ellos están estan diciéndole a la gente que hay que combatir la inseguridad, que pienso yo es el principal problema que tenemos, también que hay que ocuparse de la educación de los niños y jovenes que por el camino que vamos estamos muy pero muy mal, ahí está que el inombrable nada mas que por congraciarse con los niños y los jovenes, por quitame esta paja suspende las clases y saben porque? pues porque no hay nada que alegre mas a los muchachos que le suspendan las clases ante de tiempo y son puntos que él gana aunque sean momentáneos pero los gana, encima de que la educación en el País es tan precaria tenemos encima la suspendera de clases que los niños ni siquiera terminas con los objetivos señalados para cada grado, también los he escuchado hablando de los problemas del sector salud, que ni hablemos de lo mal que está, sugiéranle a los candidatos lo que que la gente quiere escuchar a ver que pasa, con todos los medios que tenemos al alcance hoy en día no es difícil, todos tienen facebook, twiter atrévanse a comunicarse con ellos a ver si les aclaran las dudas que tienen, o que quieren que ofrezcan freir cabezas y mandar a matar a los corruptos como hizo el que les conté y ahora fíjense como está la corrupcion, el robo y aquí…….. no ha pasado nada, yo sé que les falta mucho a los candidatos pero si nosotros los interesados les hacemos saber las cosas que nos perturban a lo mejor la tarea se les facilita y las cosas salen mejor

    Responder
  5. Es impresionante verificar factores comunes entre quienes- pudiendo dejar el país con facilidades- usan la misma argumentación. No es arraigo, ni deseo de aportar. Predomina la comodidad propia, la posibilidad de obtener alta rentabilidad para sus negocios y algunos insultan a los nacionales porque permiten a Ch. “Hagan un país más vivible para nosotros,” parecen decir “. … No, mi querido amigo, no estoy de acuerdo con lo que expone tu amigo !

    Responder
    • Tampoco estoy de acuerdo con él, Ligia, porque además como le dije todo va más allá de una cuestión de inteligencia y de valentía. Está de por medio la poca fiabilidad que los factores de oposición le ofrecen a un numeroso grupo que está desencantado con el régimen que eligieron y no encuentran una alternativa que les de seguridad y aparezca como algo realmente diferente.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: